domingo, 26 de febrero de 2006

¿DIOS ES ROMANTICO?

...vaya título.....fue sólo para captar la atención, pero revisemos algo del pacto y relacionémoslo con el concepto de matrimonio, a ver como nos va....

......en Ge c.12, la Bíblia nos relata un suceso algo particular: Dios hace un llamado a Abraham....no es que sea muy particular que Dios llame a los hombres, sino que, de alguna manera, Dios está dibujando la idea de "pacto".....veamos:

"Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra" (Ge c.12, vss.1-3)

...acá se vé el binomio clásico de la Bíblia: obediencia (fe) y bendición --> (1) vete de tu tierra (prueba de obediencia) y (2) y haré de ti una nación grande y te bendeciré (consecuencia).....

.....el contexto simple del pasaje era que Abraham, en ese momento, tenía más de 70 años y su mujera también, además no tenían descendencia y la tierra en que estaban era, por decirlo así, no propia........así que la escena para Abraham era bastante peculiar: dejar el lugar seguro en que moraban, trasladarse a una tierra desconocida (Canaan) y esperar que el Dios que le estaba hablando, además, cumpliera la promesa de darle descendencia……

……¿no será mucho?, ¿cómo se lo explico a mi señora?.......que fuerte….

….la historia continúa en los vss 5 al 7, con un Abraham obedeciendo a la voz de Dios y a Dios hablándole nuevamente:

Tomó, pues, Abram a Sarai su mujer, y a Lot hijo de su hermano, y todos sus bienes que habían ganado y las personas que habían adquirido en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán; y a tierra de Canaán llegaron. Y pasó Abram por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, hasta el encino de More; y el cananeo estaba entonces en la tierra. Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido

….pero hagamos un alto acá: desde el punto de vista de Abraham, toda esta promesa sólo tiene sentido en una esfera material (tierra y descendencia), aunque quien le está prometiendo todo es Dios en persona……hasta acá Abraham no vislumbra la trascendencia de lo que le estaba sucediendo ni por suceder…..él concuerda con Dios en obediencia y se traslada a donde Él le dijo esperando recibir lo que, hasta ese momento, le había prometido: tierra y descendencia…..

….pero claro, los planes de Dios eran mucho, pero mucho más trascendentales……

…..después de lo de Ge c.12, pasó un tiempo y vemos en el c.15 a un Abraham algo inquieto, pues aunque estaba en la tierra prometida, habían otros pueblos habitando en el lugar y todavía no tenía hijos….

Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande. Y respondió Abram: Señor Jehová, ¿qué me darás, siendo así que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasceno Eliezer?. Dijo también Abram: Mira que no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa. Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo: No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará” (Ge c.15, vss.1-4)

….Abraham seguía pensando en que lo que Dios le había prometido era una tierra para morar e hijos (esfera material)……pero en los versículos 5 y 6 toda esta historia da un tremendo cambio:

Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia. Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia” (Ge c.15, vss.5-6)

….¿pero qué cosa vió Abraham y qué cosa creyó para que le fuese contada por justicia?, ¿un montón de estrellas agrupadas sin sentido?, ¿habrá empezado a contarlas: una, dos, tres....?, ¿qué clase de creencia es esa que llegó al rango de serle considerada como justicia por Dios?.....

….cuando se lee en la Biblia “cuenta las estrellas”, la palabra “cuenta” viene de una palabra que no significa “enumerar”, sino “relatar una historia o suceso”….cuando Dios le pidió “contar” las estrellas, Dios le mostró un suceso, una historia en relación a su descendencia…..una historia que tenía un mensaje sumamente claro para Abraham…..y luego leemos que “creyó a Jehová, y le fue contado por justicia”……

....…en la Biblia existe una sola clase de fe que llega al rango de ser contada por justicia…… no es esa fe “intelectual” de entender lo que se escucha o ve y luego asentar positivamente a eso….tampoco es convencerse de que lo que se está viendo o escuchando es verdad…..la fe que se cuenta por justicia es aquella que uno deposita en el Jesús como Señor y Salvador…..y es acá que usted, querido reader, me dirá con un megáfono en la cara: “oiga, pero Jesús nació mucho tiempo después que Abraham, es imposible que haya creído en Jesús si Él no había nacido”……

….la respuesta no es simple y no se encuentra en Génesis…..

….partamos resolviendo ¿qué vió Abraham en el cielo?....vayamos a Hebreos c.11….

Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios” (Heb. c.11, vss.8-10)

….¿esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios?.....y reformulo la pregunta: ¿qué le estaba prometiendo Dios al mostrarle esa escena en el cielo a Abraham?.....la respuesta la da el mismo Dios en el libro de Juan:

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino” (Jn c.14, vss.2-4)

….Abraham no estaba viendo simplemente estrellas en una noche de cielo despejado….Abraham estaba viendo la promesa de vida eterna, la santa ciudad y sus moradores en la gloria…..a Abraham, en un momento, le fue predicado el Evangelio de salvación y a Jesús mismo…..

….y Abraham creyó y le fue contado por justicia….

….y Hebreos continúa:

Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra. Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria; pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver. Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad” (Heb. c.11, vss. 13-16)

….para Abraham, toda la promesa de tierra y descendencia tenía sentido en la esfera material, pero luego de la visión en el cielo, se dio cuenta que Dios le estaba hablando de otra cosa….

….el pacto acá concertado tiene 2 partes: la de Dios y la del hombre…..Dios promete tierra y descendencia y exige de parte del hombre fe y obediencia……y es precisamente este el pacto central que ha perdurado a través de toda la Biblia…

….Cristo lo vuelve a declarar a los creyentes en Jn c.14 en relación a la tierra prometida (Nueva Jerusalem) y en cuanto a la descendencia podemos ver eso en Mr c.16, v.16:

El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado

….claramente se deduce la expansión de la familia de Dios (descendencia) producto de la conversión progresiva de la gente….al punto que es ésto lo que se relata en Apocalípsis:

Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos” (Ap c.7, v.9)

….pero hasta acá, por muy de parte de Dios que venga la promesa de tierra y descendencia, todavía parece que el pacto tiene un gustito impersonal….como si Dios dijiera: “ok, tú crees y obedeces y yo te doy un lugar en el cielo. Punto”…..como que fuese una mera transacción espiritual…..

….”donde está lo romántico en todo esto”….me dirá usted…

….lea esto:

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino” (Jn c.14, vss.2-4)

….cuando Jesús pronunció estas palabras, sus discípulos sabían perfectamente a qué contexto se estaba refiriendo….

….en la cultura judía contemporánea a Jesús, cuando un joven quería casarse con una señorita, él le contaba sus intenciones a su papá….éste iba donde el padre de la chiquilla y llegaban a un trato comercial (onda te paso la hija y tú me pasai’ bienes….la dote)….si el padre de la niña accedía y llegaban a un acuerdo, comenzaban los preparativos….

….uno de los preparativos más importantes era construir la nueva casa matrimonial, la cual se edificaba en la casa del padre del novio y era como una pieza más dentro de las habitaciones de la casa del padre…..esta pieza la debía construir el propio novio, como muestra de su compromiso…..cuando llegaba el día de desposar a la novia, había un instante clave dentro del acto del matrimonio: la copa……..este acto consistía en que el novio llenaba una copa con vino nuevo y se la ofrecía a la novia…..éste era el último instante en que la novia podía arrepentirse de casarse…..si ella tomaba la copa y bebía el vino, era signo de aceptación y la boda continuaba normalmente….

….fue este símbolo que Jesús usó para decir las famosas palabras en el huerto del Getsemaní:

Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú” (Mt c.26, v.39)

….y fue el mismo símbolo que usó para pronunciar las palabras en la Santa Cena:

Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros……….De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama” (Lc c.22, vss. 17 y 20)

….es este el contexto en el que hay que leer el pacto concertado en Génesis 15 entre Dios y Abraham…..

….Dios le estaba mostrando la casa matrimonial a Abraham y los que son de la fe de Abraham constituyen la actual Iglesia del Señor, su cuerpo y su esposa…..de manera que no sólo le estaba mostrando un lugar para hospedar, como si fuese un hotel……lo que Dios le estaba ofreciendo era literalmente una oferta de matrimonio en la persona de Cristo…..

….toda la Escritura está impregnada de esta idea: un matrimonio entre Dios y su iglesia…..la Biblia comienza así y termina así…..

…..veamos como termina:

Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido…….. Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén,(J) que descendía del cielo, de Dios, teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal” (Ap c.21, vss.2 y 9-11)

….Apocalípsis 21 debe ser uno de los pasajes más románticos de toda la Escritura…..en él se detalla la Santa Ciudad, la casa matrimonial, como queriendo Dios decirnos: “mira lo que he preparado para ti, acá estaremos los dos por siempre y nadie podrá separarnos”……

…..en este capítulo también finaliza el reencuentro de un pueblo infiel con su Dios para por siempre morar en la casa matrimonial…..

….casi a propósito se detiene el autor para contar con lujo de detalles como será el lugar reservado para la esposa del Cordero, como broche de oro para una de las historias más hermosas jamás contada….

…..un día me imaginé cómo sería estar con mi esposa en una isla solitaria en el caribe, con un clima siempre ideal, con sirvientes las 24 horas del día, sin que nadie nos moleste…….sólo ella y yo……

…..así mismo comienza la Biblia, con Dios preparando el lugar donde habitaría con su creación, con su esposa, ordenándolo todo para que todo fuese ideal…..

…..Dios ha apartado a un pueblo para sí, para bendecirlo, para amarlo, para ponerlo por sobre todos los otros pueblos, como quien exalta a su esposa por sobre todas las otras mujeres y dice: “no hay nadie tan maravillosa como ella”…..

…..¿se da cuenta?......

…..cuando comencé a leer la Biblia bajo esta óptica, toda la Escritura tuvo un nuevo sabor……..entendí el afán de Dios en sus promesas, su amor por las ovejas, la línea de amor trazada desde el Génesis hasta el Apocalípsis…..

….cuando leí que Dios había arrebatado a Elías en un carro de fuego, sólo había reparado en el magnífico evento sobrenatural……..pero bajo la nueva óptica es como si Dios dijiera: “ah, no, a mi esposa la voy a buscar en el mejor auto que tengo en el cielo”…….¿me entiende?.....

….cuando me estaba casando por la iglesia, llegó el momento en que mi esposa llegó en el auto al templo…..yo estaba parado en la puerta y bajé a abrirle la puerta y darle la bienvenida……con esto en mente, el siguiente pasaje tiene otro sabor:

Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor” (Mt c.25, v.21)

……entendemos, entonces, que el concepto de matrimonio es algo celestial y me queda claro que el divorcio es una de las cosas que Dios más aborrece…….imagínese que Dios llegó hasta a decir en 2 Tim c.2, v.13: “Si fuéremos infieles, el permanece fiel. Él no puede negarse a sí mismo”……

….cuando el Señor me dio este mensaje para darlo a la iglesia, creo que es la primera vez que no terminamos dando 3 glorias a Dios, sino suspirando….¿qué le parece?....

….querido reader, espero que este post le haya bendecido……si todavía no ha aceptado a Jesús como Señor y Salvador, le animo a que lo haga y sea partícipe de esta gran bendición……..y si usted ya ha tomado la decisión por Cristo, entonces esperemos el llamado glorioso que un día nos hará el Señor….

….que Dios le bendiga….

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada